12 de noviembre de 2014

Delica

Se llama “seed bead” en inglés a cualquier pequeña cuenta, como los abalorios. Existen muchos tipos diferentes de forma y tamaño: redondos, hexagonales, con forma de tubos, gotas, triángulos.. etc. Todos ellos se utilizan para crear piezas y trabajos de gran calidad en cristal.
Sin embargo, existe un tipo especial de cuenta que se caracteriza por su forma de cilindro y es a este tipo al que denominamos “Delica”.
Las Delicas son cuentas japonesas de cristal, totalmente cilíndricas y regulares, existen diferentes medidas.  Al ser tan pequeñas, trabajar con ellas es tremendamente laborioso, pero  el resultado es excepcional.
La empresa Japonesa Miyuki es la principal productora de estas cuentas tan especiales. Las Cuentas de cristal Miyuki se consideran un "estándar mundial" por su alta calidad, brillo y forma uniforme. 
Existen multitud de acabados diferentes para las cuentas Delicas y hasta 1500 referencias diferentes de colores y acabados, desde metalizadas hasta mates, pasando por galvanizadas, transparentes, opacas, pulidas o recubiertas.

1 de noviembre de 2014

Biconos

Con ellos se elaboran todo tipo de figuras y complementos. Se caracterizan por tener forma bicónica parecida a un rombo y normalmente facetados. Se pueden encontrar fabricados en diversos materiales, siendo los de cristal los de más alta calidad.
Está presente en la mayoría de diseños; en collares y pendientes dan muy buenos resultados y son una pieza básica para los anillos
Por su alta calidad y brillo destaca en el mercado la marca Swarovski (Cristal Austriaco).  La historia de esta marca se remonta a 1892, cuando Daniel Swarovski registró la patente de su máquina, que le permitía cortar cristal con extrema precisión y a gran velocidad. La calidad de los cristales Swarovski trascendió rápidamente y su fama pronto se extendió por todo el mundo.
Es un cristal fabricado con los más delicados materiales y tallado con gran precisión, los cristales de Swarovski presentan un brillo semejante al diamante. La presencia del plomo (generalmente un 32% de cristal es plomo y oxido de plomo) aumenta el índice de refracción, alcanzando una similitud con el del diamante. El brillo procede del efecto producido por el rebote de la luz en la superficie interna del cristal de plomo. Este es el motivo por el cual las cuentas de Swarovski tienen un brillo muy atractivo y un peso superior al de otras formas de cristal más baratas.
Los trabajos de este blog están realizados exclusivamente con cristal Swarovski.